Percepción Extrasensorial

¡Bienvenido a un entorno divertido y poderoso para entrenamiento psíquico y pruebas con las famosas cartas Zener PES!

PES significa «percepción extrasensorial«. El significado es claro: obtener conocimiento a través de medios no asociados a nuestros sentidos normales.

  • Clarividencia o Visión Remota; viendo a distancia
  • Precognición; viendo cosas en el futuro
  • Psicoquinesis; produciendo efectos físicos al pensar
  • Telepatía; lectura de la mente, transferencia de pensamientos

Las tarjetas fueron diseñadas a principios de la década de 1930 por el psicólogo perceptivo Karl Zener y originalmente se desarrollaron para realizar experimentos de percepción extrasensorial (ESP), la mayoría de las veces la clarividencia.

Una baraja de cartas Zener consta de cinco símbolos simples. En total hay 25 cartas en un paquete, cinco de cada diseño. En las pruebas originales, la persona que realizó la prueba recogió cartas de un paquete barajado, observó el símbolo en cada carta y registró la respuesta de la persona a la que se le hacía la prueba de percepción extrasensorial, quien adivinaría cuál de los cinco diseños estaba en cada uno. tarjeta en cuestión.

Experimentación con estas cartas Zener

Comprobar la capacidad telequinética y clarividencia de las personas se puede hacer de formas muy variadas, pero, en esencia, el método suele ser el mismo. El uso de estas cartas pretende averiguar si una persona es capaz de leerle la mente a otra que está viendo las cartas. Un ejemplo bastante clásico para demostrar la capacidad telequinética de alguien es el que vamos a ver a continuación.

Dos personas participan en el experimento como sujetos, mientras que un experimentador está registrando cualquier fenómeno que pueda darse durante la realización del estudio. Estas dos personas son un “agente” o “emisor” y la otra es la “percibiente” o “receptor”. La idea es que, si el percibiente tiene poderes psíquicos, será capaz de leerle la mente al agente.

Las dos personas están sentadas en dos extremos de una mesa, separadas preferiblemente por una mampara o pantalla opaca, puesto que lo ideal es evitar que ambos sujetos se vean. La persona que actuará de agente recibirá un mazo de 25 cartas Zener, que tendrá que ir levantando una a una. Mirará cada carta durante unos 5 o 10 segundos, tratando de pensar únicamente en lo que está viendo. La otra persona, que supuestamente es percibiente, apuntará en un papel los símbolos que cree estar leyendo en la mente del agente.

Una vez se hayan destapado y leído las 25 cartas del mazo, el experimentador comparará en qué orden se han presentado los símbolos de la baraja de Zener y qué símbolos ha captado el percibiente. Analizará estadísticamente ambas listas, para ver si se ha dado un caso de telequinesis real o si el supuesto percibiente carece de poder psíquico alguno.

De acuerdo con la propia comunidad clarividente, este experimento debería repetirse durante varios días, como mínimo unas 5 veces. Cada día se hará el mismo experimento en el que se destapen 25 cartas Zener y se comprobará hasta qué punto el percibiente es capaz de leer mentalmente lo que ve el agente. Una vez analizadas y estudiadas las coincidencias, se podrá aclarar si realmente hay o no comunicación extrasensorial.

Como los mazos de cartas Zener suelen ser de 25 cartas, 5 para cada uno de los 5 símbolos, en caso de no poseer poder psíquico alguno no se llegue a acertar más del 20% de cartas, es decir, tan solo 5. En principio, si se superara ese porcentaje de cartas acertadas, de acuerdo con los propios experimentadores extrasensoriales, se superaría la aleatoriedad y hablaríamos de un caso de verdadera lectura mental.

¡Empiece a entrenar su intuición y clarividencia con la prueba de percepción de tarjetas Zener y mejore con cada prueba completada!


Deja un comentario