Reflexion de un padre


Dame ¡oh! Señor un hijo que sea lo bastante fuerte para saber cuando es débil y lo bastante valeroso para enfrentarse consigo mismo cuando sienta miedo.

Un hijo que sea orgulloso e inflexible en la derrota honrada y humilde y magnánimo en la victoria.

Dame un hijo que nunca doble la espalda cuando debe erguir el pecho, un hijo que sepa conocerte a Tí y conocerse a sí mismo, que es la piedra fundamental de todo conocimiento.

Condúcelo, te lo ruego, no por el camino cómodo y fácil, sino por el camino áspero, aguijoneado por las dificultades y los retos; ahí déjale aprender a sostenerse firme en la tempestad y a sentir compasión por los que fallan.

Tarot Los Arcanos

Tarot Gratis «Los Arcanos» (Feed)

Deja un comentario