Cómo leer El ermitaño: soledad espiritual

Definiendo al Ermitaño

Palabras clave: sabiduría, introspección, soledad, búsqueda del alma, guía interior.

Cuando esta carta de Tarot aparece en una lectura, es tiempo de retirar su energía del mundo exterior. El Ermitaño te pide que te tomes un descanso de la vida cotidiana para atraer tu atención hacia adentro y encontrar las respuestas que buscas en lo más profundo de tu alma. Actualmente, el mundo exterior presenta distracciones en las que no puedes permitirte perderte. La verdad, la integridad y la sabiduría que estás buscando ya están dentro de ti.



A menudo, el Ermitaño marca el comienzo de un viaje de autodescubrimiento, guiado solo por la luz guía de tu alma. Le insta a ir a ese retiro de fin de semana, a viajar a un sitio sagrado o ir a cualquier lugar al que se sienta atraído si es accesible para usted. Si no puede o no se siente llamado a viajar, cualquier medio de recuperar su energía será suficiente. El punto es contemplar sus motivaciones, valores personales y principios; en última instancia, acercándose a su yo auténtico.

La reclusión es un gran tema con el Ermitaño. Esto ciertamente no es como los amantes, que enfatiza las conexiones íntimas. Más bien, el Ermitaño quiere que te concentres en tu conexión contigo mismo y con la Fuente. Se trata de desvelar esa luz interior que conecta y hacer brillar tu alma para iluminar tu camino. A través de esto, llegará a comprender algo de lo que le espera. Desarrollará un mayor sentido de dónde viene y hacia dónde se dirige. Con este conocimiento, todo lo que tiene que hacer es dar un paso a la vez.

Una última cosa: el Ermitaño aparece a menudo cuando estás en un punto crucial de tu vida o estás considerando una nueva dirección. Es posible que sienta pánico al intentar tomar una decisión y se pregunte cuál es la correcta para usted. El Ermitaño puede aparecer como una guía para guiarlo a través de esta decisión y aclarar qué camino es realmente suyo. La meditación, la contemplación y el autoexamen le serán de gran utilidad a medida que reevalúe sus objetivos personales y cambie potencialmente su curso general. Esta experiencia lo llevará a mirar su vida con una comprensión más profunda y espiritual. Como resultado, sus prioridades, ideas y sentido de sí mismo pueden cambiar.

El signo gobernante

Virgo

La vibración más alta de Virgo es el ejemplo perfecto de estar completamente satisfecho con el tiempo a solas y tener confianza en la propia sabiduría. Contrariamente a la creencia popular, Virgo es un signo muy espiritual. Virgo está gobernado por Mercurio, que está asociado con el Mago. El Mago tiene que ver con la manifestación y la confianza: reunir la fuerza de los recursos que tiene para seguir adelante. Mercurio trae ese mismo poder de manifestación (y confianza) aquí a la influencia de Virgo.

Además, Mercurio es aireado como la conciencia consciente: este planeta regente hace que Virgo sea el más «aireado» de los signos de tierra. Este combo trae consciencia al plano material . Virgo arrojará luz sobre cualquier cosa oscura, cualquier cosa en desorden. Si las cosas no están alineadas, la influencia de Virgo sobre el Ermitaño exigirá un período prolongado de curación y reordenamiento. Esa es a menudo una tarea solitaria, ya que el viaje del alma finalmente se realiza solo. El aislamiento que a menudo se atribuye al Ermitaño no es tanto un signo de soledad, sino un llamado a retirarse conscientemente a esta fase de curación y descubrimiento.

También vale la pena mencionar que el propio Virgo es conocido por su conciencia de la complejidad y los detalles, y quizás menos por sus habilidades curativas. Pero Virgo es, en el fondo, un sanador. Este es posiblemente el letrero más orientado al servicio; está dispuesto a aprovechar su intensidad por el bien de los demás y dedicarse a difundir la luz al mundo que lo rodea, incluso si sus esfuerzos nunca son reconocidos.

El viaje del Ermitaño no se trata de reconocimiento. Más bien, se trata de llevar la luz de la conciencia a nuestro mundo interior. A veces, en el proceso de autoexploración y renovación, puede inspirar a otra persona a embarcarse en su propio viaje. ¡Y eso es fantástico! Pero pedir crédito por esa inspiración (o cualquier sabiduría que puedas impartir en el camino) no es en absoluto lo que representa el Ermitaño. El Ermitaño esparce luz ( tenga en cuenta su linterna representada en la baraja tradicional de Rider-Waite ), pero esa luz es para ayudarlo a explorar. Al final del día, el Ermitaño es impulsado por la introspección y la curiosidad, no por la necesidad de compañía o elogio.

El Ermitaño y Virgo en su máxima expresión no evitan la verdad y están dispuestos a hacer lo que sea necesario para lograr el equilibrio y encontrar un camino de curación. En sus vibraciones más bajas, están ansiosos, evitativos y perdidos. Tanto el Ermitaño como Virgo poseen el deseo de llevar toda su conciencia a su curación, su conocimiento interior. Virgo brilla a través del lente del Ermitaño, ayudando a difundir la bendición de la conciencia e iluminando nuestro camino.



Pistas de contexto

Las cartas circundantes pueden indicarle en qué parte de su vida necesita hacer un examen de conciencia o cómo embarcarse en su viaje de introspección. Por supuesto, hay demasiadas combinaciones de cartas potenciales para cubrir aquí, pero analicemos algunos ejemplos.

  • Cuando se combina con la Luna, la luz del Ermitaño se agrava. Tanto la linterna del Ermitaño como el resplandor de la Luna están trabajando iluminando una verdad dentro de ti (una que quizás tengas miedo de enfrentar). Este emparejamiento de cartas también puede ser un indicio de que un trabajo de sombras más intensivo sería beneficioso para ti en este momento.
  • Si el Ermitaño está acompañado por el dos de Oros, a menudo es una señal de que estás sobrecargado de trabajo y eso te dificulta escuchar tu intuición. Puede que sea el momento de liberar uno de sus compromisos no esenciales para que pueda volver a participar en su vida espiritual.
  • Cuando se combina con el nueve de Bastos, el Ermitaño habla de la sabiduría ganada con esfuerzo. El nueve de varitas es el guerrero herido, y su asociación con el Ermitaño implica que finalmente estás listo para cerrar este capítulo desafiante, una vez que te sientes a reflexionar sobre el conocimiento que has adquirido en el camino.

Al final, debes confiar en tu intuición para interpretar las cartas de Tarot, ya que sus significados se adaptan al contexto de tu lectura. Comprender las formas en que pueden variar los mensajes del Ermitaño y las tarjetas que lo rodean conduce a una lectura más dinámica y profunda.

Numerología

El Ermitaño está asociado con el número nueve.

En numerología, el nueve representa la finalización, pero no la finalidad. En otras palabras, es el final de un ciclo, lo que naturalmente genera la posibilidad de que comience otro ciclo. Nueve ha acumulado todo el conocimiento y la experiencia de números y ciclos anteriores, ayudándonos a guiarnos y empoderarnos en la transición a través de las fases de la vida. Absorbe respuestas de una fuente espiritual y luego nos las entrega en el mundo real.

Este número, como Virgo, es humanitario de corazón. Nueve es compasivo, socialmente consciente y decidido a canalizar sus esfuerzos hacia el bien supremo. Parte de lo que alimenta su bondad es el dolor. Nueve ha pasado por su parte justa de dificultades y, como resultado, es más sabio, más fuerte y más paciente. Estas experiencias de primera mano hacen que sea especialmente comprensivo con los demás que están luchando.

A través de la experiencia, nueve ha aprendido el valor y la magnitud de su sabiduría interior. Ahora está en condiciones de despertar a otros a su propio yo superior. Nueve tiene la fuerza y ​​el conocimiento para predicar con el ejemplo, mostrándonos cómo manejar las dificultades con gracia y comprensión.

También vale la pena señalar la diferencia de perspectiva del nueve. Otros números menos maduros pueden centrarse en una cosmovisión en blanco y negro. Nueve, por otro lado, ve los infinitos tonos de gris en el medio. Por ese matiz inherente a su percepción, el nueve da espacio y respeto a todos. No juzga y trabaja duro para moderar su base. Esto permite que nueve vean a todos como dignos de su apoyo, independientemente de sus antecedentes o circunstancias.

El corazón blando y la energía abierta de Nueve atraen a muchas almas desesperadas por ayuda. Independientemente de lo que esté pasando, cree que su deber es guiar a otros en sus viajes. Sin embargo, nueve pueden estar cediendo por una falta. Puede caer en una mentalidad abnegada que conduce al agotamiento y la amargura si no se equilibra. Al enfocarse tan intensamente en cuidar a los demás, puede descuidar el cuidado de sí mismo, construyendo las bases para una vida desenfocada y agotadora.

Al aplicar esta información al Ermitaño, podemos entender que se experimenta en la vida y está listo para embarcarse en su propio viaje de curación a fin de prevenir el agotamiento y el sufrimiento en el futuro . El ermitaño es sabio, fuerte y paciente; estas cualidades le ayudan a comprender a otros que están luchando. Podría decirse que lo más importante es que el Ermitaño conoce el valor de su sabiduría interior. Respeta y honra su intuición y escucha atentamente la voz de su alma.

Formación de asociaciones

Todos los lectores de tarot experimentados saben la importancia de formar asociaciones personales con cada carta. Dada la realidad de que el tarot es muy personal y los mensajes probablemente no serán interpretados de la misma manera por diferentes lectores, fomentar una conexión con el Ermitaño es fundamental para sentirse cómodo con su apariencia en sus lecturas.

Entonces, ¿cómo se asocian con él?

  • Escribe en un diario tu relación con la soledad. ¿Se siente cómodo estando solo o intenta esconderse de los sentimientos que desencadena el aislamiento?
  • Estudie las imágenes de la Carta. ¿Que ves? ¿Qué es la energía?
  • Reflexione sobre un momento de su vida en el que hizo una reflexión espiritual profunda. ¿Qué descubriste sobre ti? ¿Acerca del mundo?
  • Escribe sobre tu experiencia con la intuición. ¿Qué tan fácil es para ti aprovechar tu conocimiento interior?

Estas son solo algunas ideas; ¡es genial crear algunas propias también! Al final, una de las formas más útiles de entender lo que significa el Ermitaño es practicar la personificación de su energía. Memorizar su numerología y su signo gobernante es un comienzo maravilloso; a partir de ahí, el camino hacia una lectura más profunda es conectar con él y escuchar lo que tiene que decir.


Deja un comentario