Para entenderlo un poco mejor, te vamos a explicar que el principio fundamental del I Ching es: lo inmutable es la mutación.

El mundo está en un perpetuo cambio y esta complejidad tan absoluta genera una cantidad infinita de posibilidades.

Es decir, según el libro de las mutaciones, todo lo que hacemos puede conllevar un cambio en el universo; incluido lo que no hacemos

Y por otro lado, nada de lo que hacemos es importante ya que el universo es infinito y si tenemos en cuenta la cantidad de espacio-tiempo, somos una mota de polvo en un océano.

Estos dos conceptos se unifican para mostrarnos la cara oculta de nuestro interior. El libro de las mutaciones en realidad intenta ayudarnos a entender quiénes somos y cómo nos sentimos.

I Ching no es un manual donde 2 + 2 es igual a 4. Tienes que leerlo entendiendo que todo en este mundo es relativo.

El libro de las mutaciones se presta a interpretaciones. Al no ser una respuesta absoluta con un sí, puedes interpretar la respuesta y normalmente esa respuesta suele condicionarse por nosotros mismos adaptándola a lo que más nos beneficia; por eso es un ejercicio de “separación del yo” para entender realmente la respuesta.

Para que se entienda mejor voy a poner un ejemplo:

Imagínate que preguntas: ¿voy a tener hijos? Pues la respuesta obviamente no va a ser: sí o no; más que nada porque la pregunta no está bien enfocada.

Actualmente no entendemos la sangre como un identificador de familia.

Puede que nunca tengas hijos biológicos pero sí adoptados o puede que tu hermano tenga un hijo al que quieres y tratas como si fuera tuyo, ¿en esos casos tendrías un hijo o no?

Precisamente esta explicación es la más importante ya que si no se comprende perfectamente, dará igual que realices el proceso ya que no te va a tener mucho sentido y no va a ser acertado.

También es interesante enfocar una pregunta desde un punto de vista y luego hacerlo al contrario, para ver ambas respuestas y así tener varias perspectivas para conseguir un conocimiento mayor.

Es decir: ¿Voy a educar correctamente a mis hijos?¿Voy a educar incorrectamente a mis hijos?



Una vez entendido el concepto inicial para replantear una pregunta, se debe tener en cuenta la manera de hacer la pregunta.

Durante miles de años, la cultura china ha dejado constancia de numerosos casos donde pedían a personas que no creían en el I Ching que hicieran preguntas con sus respectivas respuestas. Estas no concordaban y por lo tanto no tenían sentido.

Sin embargo, aquellas personas que creían completamente en el concepto del libro de las mutaciones hacían las mismas preguntas y encontraban unas respuestas muy interesantes que ayudaban a la persona en cuestión.

Por lo tanto, nos quieren explicar que sin la creencia de la información y el entendimiento, difícilmente va a tener sentido alguna de las respuestas que el I Ching nos quiera mostrar.

Como ya hemos dicho anteriormente, I Ching no es clarividencia ni adivinación. El libro de las mutaciones es un oráculo matemático que te plantea “conceptos” para ayudarte en tu vida y por lo tanto, depende de ti recibir esa información e implementarla en el día a día para enriquecerte y “hacerte más fuerte”.

I Ching se basa en la lectura de 64 hexagramas por lo tanto, se unen conceptos “amigables” como: la montaña (gèn) y la tierra (kün); y en otras ocasiones se unen conceptos que se “repelen” como: agua (kǎn) y fuego (lí).

Otro concepto a tener en cuenta es la distancia entre una misma pregunta, es decir, no deberías hacer la misma pregunta el mismo día de forma consecutiva ya que esa situación implica que estás saltándote el primer punto al no tener respeto por la evolución o mutación de la vida.

Si estás esperando un evento importante para dentro de 1 año, preguntar dos días seguidos lo mismo, no va a suponer un gran cambio; pero si lo preguntas cada 6 meses, sí encontrarás respuestas evolutivas.

Y es que debes recordar que la idea de I Ching no es ser un adivino o intentar dar con la respuesta absoluta sobre un concepto determinado.

Su máxima es la mutación, y entender que todo es relativo y está en constante evolución es importantísimo. Por lo tanto, nunca será la misma respuesta para ti aunque los números coincidan, ya que tu vida habrá evolucionado desde la última vez que preguntaste.

I Ching puede ser el oráculo de tu vida o no serlo, en cualquier caso, es un libro que merece la pena ser leído para conocerse mejor a uno mismo y evolucionar el pensamiento.

Puede ingresar a nuestro Oráculo del I-Ching en este enlace.

 


Puedes Consultar el Tarot aqui y escribir tu pregunta, un Arcano del Tarot te dara la respuesta.

Visita todos los días Tu carta de Tarot del día de Los Arcanos

Si te gusta el sitio de LosArcanos.com por favor ayúdanos compartiendo en las redes sociales.

Share this...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on Pinterest