Lilith, la mujer a la que no compra el paraíso

Es un punto matemático de la carta natal, es decir: no es ningún cuerpo celeste, sino un punto que se encuentra entre la Tierra y el apogeo de la órbita lunar.

La órbita lunar cambia a lo largo del tiempo, así que Lilith también se desplaza por la rueda astral como lo hacen planetas y asteroides. Concretamente, Lilith tarda 8 años y algo más de 10 meses en recorrer todos los signos del zodíaco, por lo que pasa alrededor de 9 meses en cada signo

El origen transgresor del mito y el arquetipo de Lilith, y luego os cuento qué significa en astrología.

¿Quién fue Lilith? La primera mujer

En versiones más antiguas del relato de la creación, Lilith fue la primera mujer. Poniéndonos textuales: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». En un principio, dios creó a la mujer y al hombre a la vez, iguales, a su semejanza . Lilith y Adán. Y eso cambia todo el sentido del mito, porque el tema de la costilla de Adán siempre se ha usado para justificar la misoginia que subordina a las mujeres al rol de la obediencia.

¿Quién era Lilith? Era una mujer hecha a semejanza de dios, la igual de Adán. Una mujer fuerte, independiente y libre, que sabía lo que quería y no tenía tapujos en ir a por ello. Y, entre otras cosas, quería ser dueña de su propio placer, y disfrutar de su cuerpo. Por eso pasó a la historia como la mujer descarada que quería ponerse sobre el hombre cuando tenían sexo.

«¿Por qué he de acostarme debajo de ti?: yo también fui hecha con polvo, y por lo tanto soy tu igual»

Mejor sola que mal acompañada: Lilith es feminista

Como no se entendían de ninguna forma, Lilith decidió abandonar el paraíso y se dirigió hacia el Mar Rojo, donde la tradición dice que tuvo muchos amantes, y muchos de ellos demonios.  

La historia dice que Adán, frustrado por la soledad, miraba celosamente el amor de las parejas de animales y lamentaba no tener una compañera «¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!» se quejaba a dios. Así que dios, sabiendo que Adán podía ser problemático en el amor, inventó para él una criatura dócil y obediente, que estuviera a su lado. Le cogió una costilla, y…tampoco les fue mucho mejor, en realidad.

Hay motivos literarios para afirmar que la serpiente que tentó a Eva era Lilith. En textos muy antiguos, de hecho, Lilith habitaba un árbol muy especial que se ha asociado al árbol del bien y el mal. ¿No es hermoso pensar que Lilith pudo haber inspirado a Eva a juzgar por sí misma su subordinación?

La mujer a la que no compra el paraíso

Lilith sufrió una intensa campaña de desprestigio que duró siglos. Se dijo de ella que era un demonio , un súcubo, que robaba semen de los hombres inocentes para parir cientos de hijos demoníaco. Pero gracias a los antiguos textos mesopotámicos, hoy sabemos que Lilith es el arquetipo de la mujer que sabe lo que quiere. La mujer a la que no compra el paraíso.

¿Qué significa Lilith en nuestra carta natal?

Lilith es un punto de inmensa fuerza femenina en nuestra carta natal. Representa un caudal de energía instintiva , determinada a disfrutar.

La mujer hecha a semejanza de dios era feminista. No sentía apego por lo conocido, no se conformaba con la compañía mediocre de un hombre con el que no encajaba. No se sentía obligada a cuidar de él en el sentido lunar o canceriano. Lilith es una energía opuesta a la Luna.

Es la Luna Negra: ese inconformismo que tiene la capacidad de hacer tambalear lo establecido para satisfacer sus propias necesidades. Sus necesidades, no las de los demás, Por eso se ha asociado a Lilith con los deseos inconfesables, con los deseos oscuros, con el egoísmo, con el mal. Pero nada de eso.

Si la historia de Lilith tiene moraleja, es que el paraíso nunca es tal cosa, que más vale sola que mal acompañada, y que en la vida hay que pasarlo lo mejor posible.

Que por algo somos mortales.

¿Dónde cae Lilith en tu carta? Puedes consultar lo que significa aquí




Deja un comentario