5 Formas De Proteger Tu Energía Espiritual

¿Por qué es importante conocer formas de proteger tu energía espiritual?. Vivimos en tiempos particularmente turbulentos. Dado que todos estamos cableados con intuición y habilidades psíquicas, a menudo podemos sentir cuando algo o alguien tiene intenciones negativas a nuestro alrededor. También podemos captar la energía negativa residual que emanan esas fuentes. Esto puede resultar en sentirse agotado, deprimido, ansioso y abrumado, e incluso puede conducir a muchos problemas de salud.

Aquí hay cinco consejos que pueden ayudarte si sientes que otros están drenando tu energía.

1. Utiliza cristales  

Desde la antigüedad, las personas han utilizado el cristal para protegerse de la energía negativa, traer buena salud y manifestar felicidad y abundancia. Los cristales poseen maravillosas propiedades protectoras y tienen el poder de sanar energéticamente. Aunque muchos (si no todos) los cristales tienen algún grado de protección arraigado en ellos, por lo que son muy útiles para proteger tu energía espiritual.

2. Escuchate a ti mismo

Recordemos que atraemos lo que arrojamos al universo. Si presentamos pensamientos positivos, damos la bienvenida a la positividad en nuestras vidas. Por lo tanto, si mantenemos nuestros pensamientos, deseos y anhelos alineados con pensamientos positivos, es más probable que atraigamos la abundancia. Cuando comenzamos a tener pensamientos negativos, nos abrimos a la vibración de energía negativa y agotadora. 

3. Realiza una meditación guiada

Meditar es un paso importante para crear un cuerpo sano y equilibrado. Cuando meditas, elevas tu frecuencia y estado de ánimo general, lo que ayuda a fortalecer las defensas naturales de tu sistema contra cualquier cosa negativa. Las meditaciones guiadas pueden ayudarte a mantenerte enfocado en tu cuerpo interior en lugar de concentrarte en la negatividad externa. En lugar de obligarte a meditar durante largos períodos de tiempo, medita durante cinco minutos para comenzar y luego puedes aumentar el tiempo a partir de ahí.

4. Mantén una organización y estética agradable

El desorden, el exceso de basura o polvo y muchos objetos rotos pueden atraer energías no deseadas. No se trata de ser un fanático del orden. Simplemente haz pequeñas cosas para mantener el orden, como tender la cama, lavar los platos u organizar los papeles que hay sobre el escritorio. Si está tratando de protegerse de la energía negativa, elimina cualquier objeto que te haga sentir negativo, como esa alfombra que nunca te gustó o las imágenes que te recuerdan a momentos difíciles. Mejora los espacios con los colores que te más te gusten y los objetos que te hagan sentir feliz o acogedor. ¡Agrega flores o plantas frescas para obtener un toque extra de vibraciones positivas!

5. Aprende a decir no a los demás

A veces puede ser necesario mucho coraje y fuerza para decir «No» a los demás. Practica decir «No» de manera pequeña, como a un vecino o compañero de trabajo que le pide otro favor cuando ya estas muy ocupado y estresado. Esto evita el drenaje de tu energía y también demuestra que tiene límites saludables, por lo que los demás también empezarán a tratarte de manera más saludable.

Enlaces Relacionados


Deja un comentario